Si hay algo que está salvando el comercio en España esos son los e-comerce, un sector que ha visto su crecimiento de una manera descontrolada, como muy pocos se esperaban. Entre otras causas, gracias a la iniciativa de muchos emprendedores.

Más cómodo para el cliente y más cómo para el empresario

No cabe duda alguna de que los e-comerce han supuesto toda una revolución en el mercado. Un modelo de negocio que favorece tanto al cliente como al empresario, y que está lleno de ventajas evidentes.

El sector de los suministros invade los e-commerce

Muchos afirman que esta nueva forma de comprar genera una mejor comunicación entre cliente y comercio. Aunque la comunicación sea a distancia, esta es mucho más rápida y efectiva. Una persona puede ponerse en contacto con una tienda mandado un mensaje con sus preguntas y un experto en el tema le responderá. Gracias a esto, en todo momento puede obtener las respuestas que necesite a todas sus preguntas, sean cuales sean.

El mercado físico delimita mucho la competencia entre precios, aunque se hable de libre mercado. No obstante, en la red hay una mayor libertad entre los vendedores, lo que ayuda a que una persona pueda valorar por sí mismo cuál es la más recomendable para su negocio. Si por ejemplo está buscando comprar suministros para las oficinas, puede obtener presupuestos para saber quién será el proveedor que más le favorezca. La revolución ha llegado a sectores impensables como el sector automovilístico, en el que hoy en día es posible solicitar a un concesionario de Toyota, o un concesionario de Skoda la prueba de un vehículo desde casa, y que te pasen a recoger cómodamente.

Otro punto a favor del comercio electrónico es la capacidad de hacerlo todo a distancia. La época en la que había que desplazarse kilómetros y kilómetros para asistir a una reunión han llegado a su fin. Las videoconferencias han hecho que los e-comerce crezcan a un ritmo descontrolado.  Además, gracias a las conexiones a distancia, una persona puede operar cómodamente desde su oficina el ordenador de un cliente de una ciudad que esté a cientos de kilómetros para solucionarse su problema o para hacerle una pequeña presentación de lo que quiere venderle o para solucionarle un problema.

Pero sin duda el mayor beneficio que han aportado los e-comerce a los compradores es que pueden hacer sus pedidos cuando quieran. No tienen que esperarse a que la tienda habrá para hacer su compra y al día siguiente es procesado y enviado. Algunos negocios, de hecho, cuentan con una respuesta tan rápida que en menos de 24 horas se puede recibir el pedido.

Por último el cliente puede encontrar los profesionales que busca fácilmente. ¿Por qué buscar por los locales a un profesional que te haga el trabajo que necesitas? Hay muchas páginas web en la red en la que están agrupados los profesionales mejor preparados de todo el país. Ellos te harán encantado un presupuesto para que valores cuál es el que más te conviene.

Dejar respuesta