Los estudios universitarios son muy caros, es un hecho, y muchas familias no pueden costeárselos. Debido a esto, la única solución de muchos jóvenes es solicitar las diversas becas que se ofrecen, pero no hay suficientes plazas para todos. Por ello, muchos optan por solicitar un préstamo personal, pero, ¿es una opción viable?

Ni bancos ni prestamistas, ninguno ofrece un trato favorable

Las diferentes empresas prestamistas como Cofidis, Credy o Vivus se han aprovechado de la época de crisis para obtener dinero rápido de los más necesitados. Ha sido una apuesta de muchas personas para poder costearse los estudios, pero con un gran coste; la gran carga de intereses y el acoso por parte de las empresas prestamistas.

Estos préstamos son entregados sin muchas preguntas, aunque con algunas condiciones como aceptar el que el préstamo cuente con un interés del 12% o 13% revisable, lo que a veces sube las cuotas de los pagos en un 30% a los pocos meses de solicitar el préstamo. Además, atosigan a sus clientes con los pagos  para cobrar rápido el dinero.

¿Pedir un préstamo personal para costearse los estudios?

Los bancos son la segunda opción para los estudios, pero para su desgracia no ofrecen préstamos a todo el mundo. Una persona debe acreditar unos ingresos elevados para solicitar un pequeño préstamo, aunque la cuota vaya a ser tan solo de 150€ al mes. Es más, desde el último rescate, desde el Banco de España les exigen llevar un control de los préstamos, para garantizar que se utilicen con dicho fin, por lo que el interesado debe presentar facturas o un presupuesto para que se realice un estudio de la cuantía del préstamo. Una vez hecho esto, y obtenido el préstamo, es el banco quien realiza los pagos, no el cliente, lo que perjudica mucho a los estudiantes a la hora de tener que comprar el material necesario para las clases.

Pero no solo para los estudios se han dado estás situaciones, ya que préstamos destinados para una reforma, comprar un vehículo o para cubrir una necesidad familiar está acogido a las mismas condiciones y el interesado debe demostrar el destino del préstamo para poder obtenerlo. Y, por desgracia, no siempre le dan todo el préstamo, sino solo una parte porque durante el estudio se considera que no va a necesitar más dinero.

Dejar respuesta