jurisprudencia instalación ascensor comunidad propietarios

La instalación del ascensor en una comunidad puede llegar a ser un motivo de disputa entre los vecinos. Algunos no quieren asumir el gasto que suponen las obras. Otros no van a hacer uso del mismo y por lo tanto no quieren ponerlo. También están los locales comerciales que se niegan a contribuir en un ascensor que no les va a reportar ningún beneficio.

La ley es clara sobre este asunto y allí donde no ha llegado la normativa lo ha hecho el Tribunal Supremo con sentencias que han marcado jurisprudencia. Para saber si la comunidad puede exigir a algún vecino el pago de la instalación del ascensor, es importante conocer algunos de los casos más representativos.

Obligatorio instalar el ascensor para vecinos de 70 años

La comunidad de vecinos estará obligada a instalar el ascensor para garantizar la accesibilidad universal. En este caso, se entiende que siempre que lo requieran propietarios de viviendas o locales que vivan, trabajen o presten servicios voluntarios, personas con discapacidad o mayores de 70 años.

El objetivo es garantizar a estos dos colectivos una fácil comunicación con el exterior. Pero para que la comunidad de vecinos esté obligada a instalar el ascensor, las derramas no pueden exceder de doce mensualidad ordinarias una vez descontado todo tipo de subvenciones o ayudas.

Derramas en función de la altura del piso

¿Tienen que pagar más los pisos altos que los bajos? A pesar de que lo más habitual es que el reparto de los gastos se haga en base a las cuotas de participación, el Tribunal Supremo marcó jurisprudencia con una sentencia diferente.

Se trataba de un caso en el que la comunidad de vecinos había hecho el reparto en función de las alturas de las viviendas. Uno de los propietarios de los pisos más altos impugnó el acuerdo pero la sentencia le dio la razón a la comunidad.

El Tribunal Supremo consideró que la medida no discriminaba a los vecinos de los pisos más altos ya que la distribución del gasto iba en función del uso que se presumía se iba a hacer del ascensor. Por lo tanto, se podía establecer que los pisos más altos pagaran más que los locales comerciales.

De hecho en esta misma comunidad, los locales comerciales y bajos vivienda no tuvieron que pagar la derrama al considerar que no iban a hacer uso del ascensor. Esta decisión fue tomada por la propia comunidad sin que cuente con amparo legal.

Todos los portales están obligados a pagar la instalación

Imaginemos que vivimos en una comunidad formada por dos portales. Cada uno de ellos cuenta con entrada independiente y solo uno quiere instalar el ascensor.

A priori podríamos pensar que los propietarios del portal en el que no quieren instalar el ascensor, no tendrían por qué pagar su obra. Sin embargo, la jurisprudencia marca otra cosa.

Según la sentencia estipulada por la Audiencia Provincial de Salamanca en 2015:

En conclusión, TODOS, tanto los locales, como las viviendas y las oficinas del edificio, del Portal de la CALLE000 y del Portal de la DIRECCION000, están obligadas a contribuir, según su coeficiente de participación en el inmueble, en la instalación originaria de un elemento común de dicho inmueble, el ascensor, cuya finalidad no es otra que la supresión de barreras arquitectónicas, por lo que supone una mejora global para todo el edificio.”

Como puedes comprobar, la instalación del ascensor en una comunidad de vecinos puede ser motivo de muchas disputas. El alto coste de las obras hace que muchos vecinos no quieran asumir la derrama con el consiguiente aumento de la cuota mensual.

Sin embargo, la jurisprudencia ha ido marcando sentencias aclaratorias cando el diálogo ya no funciona. Ahora, ya conoces algunas de ellas para estar más informado en la próxima reunión de vecinos.

Dejar respuesta