Es un hecho que el inglés se ha convertido en la lengua más importante del mundo y es importante que los niños la aprendan desde pequeños. Por ello, con el objetivo de acostumbrarlos a su uso, muchos colegios cuentan desde hace años con un sistema de educación binlingüe. Pero, ¿se obtiene el resultado deseado?

Los estudiantes bilingües obtienen peores resultados

Al parecer este tipo de enseñanza tiene un efecto muy negativo en los estudiantes que deben estudiar algunas asignaturas en inglés, según Jesús Carro, investigador del departamento de Matemáticas de la UC3M.

Carro, en la revista Economic Inquiry, ha publicado un estudio en el que utiliza datos de prueba de conocimientos indispensables que realiza la Comunidad madrileña una vez que se termina la educación primaria. Aunque según carro tanto alumnos como profesores hacen un esfuerzo titánico para enseñar y aprender inglés, están dedicando más tiempo a enseñar a usar esta lengua que a enseñar el contenido de las materias, tales como ciencia, geografía o historia.

Los colegios bilingües obtienen perores resultados que los que no lo son

 

 

Además, se debe tener en cuenta que los exámenes oficiales se realizan en castellano. Por ello, aquellos alumnos que dan la asignatura en inglés y no han podido asimilar los conocimientos que ha intentando transmitirles el profesor no va a poder superar dicho examen. El estudio revela que el fracaso se da especialmente en las familias con poco nivel educativo, especialmente en aquellas que saben poco inglés. Pero en el caso de las familias con estudios superiores a la secundaria los suspensos son inferiores.

Un nuevo choque lleva a plantearse si la incorporación drástica del inglés en los más pequeños es la mejor forma de enseñarles. Hay algunos colegios que se han negado a establecer este sistema de enseñanza, como el colegio Palomeras Bajas de Vallecas, ya que consideran que explicar conceptos complicados a los niños en inglés es muy díficil y no lo podrán entender.

Dejar respuesta