busqueda felicidad

Desde el punto de vista del management, es especialmente importante conocer qué empresas tienen más posibilidades para crecer y hacerse relevantes en el mercado. Para conseguir esto, sus directores tienen que tener claro cuál es el objetivo final de la empresa, que tiene que adaptarse al contexto socioeconómico en que se encuentren.

En los escenarios que presentan unas condiciones más estables, se pueden tomar decisiones directivas más arriesgadas en la compañía, mientras que en entornos más desestabilizados, es necesario asumir un mayor control y un riesgo menor (como se podría decir, más vale malo conocido que bueno por conocer).

Centrarse en ganar dinero “ya no se lleva”

En economía, se alternan periodos de abundancia con periodos de crisis. Sin embargo, puede resultar muy interesante invertir la tendencia que se suele seguir desde la dirección de las empresas, ya que la experiencia nos dice que interesan más los modelos centrados en las personas que en cómo fluctúa el dinero.

Aquel modelo de empresa en que solo importaba ganar dinero, es cosa ya del pasado. La experiencia así lo dice. Este modelo de empresa se muestra poco fuerte y competitivo, pendiente de elementos que no pueden controlar. Todos conocemos además casos famosos de famosos dirigentes que por su exceso de ambición y un ánimo de lucro poco ético, hoy se ven involucrados en procesos de intervención judicial o quiebra, por no hablar de aquellas compañías que han tenido que desaparecer forzosamente. Dando lugar todo ello a la crisis económica tan grave cuyas consecuencias aún estamos terminando de pagar.

El esfuerzo por convertirse en un segundo hogar

Las grandes empresas están empezando a adoptar una política de conciliación de la vida familiar con la empresarial. Poniendo a disposición fruta fresca para sus empleados, desayunos gratuitos, eventos los viernes, talleres en los que los empleados invitan a sus hijos para aprender hábitos de vida saludables (competiciones deportivas con los niños, aprender a hacer recetas con actimel, clases de baile con los padres, …). Cada vez son más las medidas tomadas que buscan la felicidad del empleado para que ello repercuta positivamente en el resultado anual de la empresa.

Dejar respuesta