Cuando Mariano Rajoy volvió a ser elegido Presidente del Gobierno con minoría sabía que tendría muchos problemas para llevar adelante algunas de sus propuestas. Pero más lejos de las protestas y manifestaciones de la calle, ahora sus enemigos más fuertes están sentados cerca de él en el Congreso, y ya han comenzado a hacerle frente.

Toda la oposición vota en contra de la Lomce

Desde que se anunció la Lomce, no solo la oposición al gobierno de Rajoy ha estado en contra de esta nueva reforma, sino que las protestas en las calles, por parte de maestros y alumnos, ha sido continúa durante los últimos dos meses.

El martes 15 de noviembre se votó sobre llevar la reforma hacía el senado o no, y la apabullante contra de la oposición, compuesta por PSOE y Podemos, acabó con el sueño del PP de poder llevar esta reforma hacía adelante, por lo que van a tener que ponerla en estudio y hacerle algunos cambios o llegar a algunos acuerdos con algún partido de la oposición para poder sacarla adelante.

La ley de la Lomce detenida en el Congreso

A pesar de este pequeño contratiempo, el ministro de educación, Iñigo Méndez de Vigo, no ve ningún problema en que se haya echado hacía atrás esta pequeña reforma en el sistema educativo. Según él, bastaría con una orden del ministerio para que todo se pusiera en marcha, la cuál deberá ser presentada el 28 de noviembre en la Conferencia Sectorial de Educación. Esta orden suspenderá el efecto académico de las reválidas hasta que se consiga llegar a un pacto.

El gobierno de Rajoy no sabe cuando se llegará a un pacto, pero ha creado una subcomisión para que puedan llegar a un acuerdo, haciendo algunos cambios en el documento presentado en el Congreso de diputados, para que puedan aplicarse esos cambios antes de que finalice el año y poder presentarla ante el Congreso una vez más.

Dejar respuesta