hermano oso

La fama que consiguió la película Hermano oso de Disney pronto le hizo ganarse el contar con una segunda parte, con la que los niños se divirtieron. Si es el personaje favorito de tus pequeños, ¿no estaría bien que siguieran disfrutando de las aventuras a través de dibujos para pintar?

Hay que cuidar de los animales, el gran mensaje de la película de Hermano Oso

Entre los diferentes valores que está película debe inculcar a los niños, es el de que a los animales hay que cuidarlos y tratarlos bien, y hasta el más terrorífico de todos puede tener sentimientos.

Por otro lado, también muestra lo importante que es sentimiento de hermandad en una familia, especialmente para un niño pequeño y el gran referente que es para él su hermano mayor. Estos valores los niños los asimilan con rapidez a través de una historia animada, pero también pueden recibirlos gracias a unos dibujos para pintar de Hermano oso.

Dibujos que representen a los protagonistas de la historia jugando juntos o haciendo alguna actividad como la pesca o nadar en el río, o simplemente durmiendo mientras están en hibernación a esperas de que vuelva la primavera.

Si quieres que tu hijo no solo reciba unos buenos valores familiares, sino que además entienda que hay que cuidar de los animales y la naturaleza, los dibujos para pintar de Hermano oso son los adecuados.

Una gran cantidad de imágenes de Hermano Oso para colorear

¿Qué hay más sencillo que encontrar unos dibujos de la película Hermano oso para colorear? Con que dediques unos pocos minutos a buscar por internet te encontrarás con cientos de bocetos donde elegir para imprimir a tu pequeño.

No solo eso, sino que además hay muchos cuadernos de dibujos dedicados a esta fantástica película, en la que tu hijo encontrará horas y horas de entretenimiento mientras pinta imágenes de Hermano Oso.

Pero si lo que quieres es ahorrar en tinta y dinero, y ayudar a que la diversión de tu pequeño sea un poco más dinámica, al mismo tiempo que se acostumbra un poco a usar el ordenador, puedes descargarle la imagen y que la coloree con un programa sencillo como el Paint. Cuando la imagen esté terminada, bastará con imprimirla y disfrutar visualmente del resultado. Será una imagen digna de enmarcar.

Dejar respuesta