Y ahí está una vez más. El comercio electrónico ha vuelto a dar una patada, literalmente, a las compras en tiendas físicas por tercer trimestre consecutivo en España en lo que llevamos de 2016. Ni más ni menos que un 25% más que el anterior trimestre y un 29.95% si se compara con el mismo periodo del año pasado.

Más compras por Internet por sus mejores ofertas

¿Cuesta de creer que estas cifras sean reales? Para aquellos que están más habituados ir a comprar a una tienda física puede, pero no para los más jóvenes, que son los que gastan más por Internet (los menores de 30 años acumulanel 49% de las compras electrónicas).

¿A qué se debe este cambio? ¿Por qué la gente compra más por Internet en lugar de ir a la tienda como se ha hecho en toda la vida? La primera razón, y es en la que todos coinciden, es por la comodidad que otorga el poder comprar desde casa.

El comercio electrónico crece en España a ritmo acelerado

Es invierno, hace frío y es época de lluvias, ¿a quién le apetece irse a una tienda a comprar algo? ¿O en verano con un calor asfixiante? Internet ahora está disponible en cualquier tipo de dispositivo. De hecho, se realizan más compras a través de dispositivos móviles que desde un ordenador.

Basta con seguir unos sencillos pasos en una tienda online para comprar un productor, ya sea a una persona a través de una plataforma como Ebay o Wallapop, o en una tienda. La segunda razón, también importante, es por la amplia variedad de productos y de precios. Las tiendas delimitan su stock debido a la falta de espacio, pero en una tienda online ese problema queda eliminado por el ilimitado mar digital de datos.

Si se busca un producto en una cadena de tiendas, como Zara o el FNAC, no importa que el producto no se encuentre en stock en la tienda de la ciudad. Estará en stock en otra tienda, y en un plazo inferior a 48 horas en enviado y entregado a su destinatario. Desde películas a diferentes productos de cocina, muebles o un libro.

¿Y cuál es la tercera razón? Pues también es muy importante; el ahorro. Las tiendas físicas están acogidas a un precio establecido, además marcados por la ley para que no haya una competencia desleal por parte de los vendedores. No obstante, esas leyes no se aplican a la red, por lo que lo que en tienda física vale 100€ es fácil encontrarlo por 50€. Pero no en épocas marcadas como las rebajas de Navidad o de verano. No, durante todo el año.

Teniendo esto en cuenta, ¿cómo no esperar que el crecimiento del comercio electrónico sea cada vez mayor? De hecho, con los próximos eventos en marcha, como el Cyber Monday, se espera que aumente todavía más en el presente trimestre.

Dejar respuesta