Igual durante los partidos de tenis en la televisión no te das cuenta, pero seguro que si has pensando en comenzar a practicar tenis, tu profesor te habrá dicho que necesitas un antivibrador para tu raqueta, pero, ¿qué es?

Para esto sirve un antivibrador

El antivibrador es una pequeña pieza, que está compuesta de algún polímero elástico, generalmente de goma o silicona, que se fija en la superficie de la raqueta. La creación de este pequeño ayudante para los tenistas se asocia a René Lacoste, el tenista francés que destacó durante la década de los 20.

Igual te preguntas, “¿ponerle eso a las raquetas no hará que sea más pesada?”. Todo lo contrario, ya que pesa tan solo 2 gramos los modelos más ligeros y los pesados llegan hasta los 7 gramos. Son tan ligeros que una vez colocados apenas son perceptibles. Su función, como indica su propio nombre, es el de evitar la vibración de la raqueta al golpear la pelota, evitando así que se pueda escapar la raqueta con un mal movimiento.

En el mercado se puede encontrar varios modelos de muchas marcas, como los antivibradores de tenis Wilson que son muy utilizados en competiciones internacionales, pero antes de escoger uno, hay que conocer cuáles son los tipos de antivibradores que hay en el mercado:

  • Antivibradores de botón: Estos son los antivibradores más pequeños que existen, con forma circular. Se inserta en las dos cuerdas verticales del centro de la raqueta. Algunas veces en el centro tiene una cápsula con bolitas para aumentar su efecto.
  • Antivibradores alargados: Son los que abarcan de 6 a 8 cuerdas verticales. Se insertan por las pequeñas hendiduras de las cuerdas verticales.
  • Antivibradores gusano: Reciben este nombre porque van entrelazados de forma alternativa entre las cuerdas verticales, como si fuera una cuerda más. Son el tipo de antivibrador que menos se utilizan.
  • Antivibradores regulables: Abarcan de 6 a 8 cuerdas, según como esté colocado, no son muy utilizados actualmente.

Colocarlos no es difícil, pero elegir el adecuado ya es algo más complicado. Cada jugador tiene su estilo de juego, y elegir el antivibrador adecuado podría marcar una gran diferencia durante su juego. Aunque en el mundo del tenis profesional hay algunos jugadores que se han acostumbrado a jugar sin ellos, como el caso de Roger Federer. ¿Es algo indispensable para jugar al tenis? Si para los más novatos, pero igual una persona puede acostumbrarse a jugar sin él sin muchos problemas.

Dejar respuesta