Aunque muchas personas aseguran que no ven documentales porque “los echan a la hora de la siesta”, en materia televisiva ocupan el tercer puesto, por detrás de los reallity shows y las películas, estando por delante de los conciertos en directo o de los programas de cocina. Y es que se han vuelto tan populares que incluso son una herramienta para ayudarnos a mejorar nuestra cultura y ser más exitosos en el día a día.

Gracias a los drones, los documentales son más realistas

Muchos son los que habrán pensado alguna vez; “¿cómo graban los documentales sin que los animales se percaten?”. El método clásico consistía en estar oculto a distancia y utilizar lentes muy potentes o con un sistema de vigilancia situado, milimétricamente, donde se pudieran obtener las mejores capturas del comportamiento de los animales.

Pero, esto ha variado mucho con la aparición de los drones con cámara. Si, esos pequeños drones que muchos tienen en casa como si fuera un simple juguete ha sustituido a los helicópteros teledirigidos se están empleando en el mundo audiovisual, especialmente en los documentales sobre naturaleza, para conseguir las mejores tomas.

Los drones, el gran aliado de los medios audiovisuales

Estos drones profesionales cuentan con cámaras de alta definición, que a vista de pájaro permiten conseguir unas imágenes fantásticas del comportamiento animal sin que estos se percaten, ya que son mucho más silenciosos que una persona y no emiten olor, por lo que un animal no se da cuenta si es observado o no.

Las grandes producciones como National Geography las emplea en su equipo cuando graban documentales en la sábana africana o para capturar imágenes submarinas de la fauna, sin tener que estar un humano cerca para captar los mejores momentos. Además, no se precisa de un equipo tan pesado y que necesite de tanto tiempo de montaje, por lo que se ahorra mucho en costes y en tiempo.

Pero no solo es en el mundo de los documentales donde estos drones están teniendo un gran peso. También son utilizados con el objetivo de fomentar el turismo en algunas ciudades. En efecto, ¿cómo se realizan esas tomas tan fantásticas a vista de pájaro de París? ¿O de Barcelona? Todo esto es posible gracias a los drones.

Muchas agencias turísticas organizan sus anuncios publicitarios utilizando estos pequeños aparatos para mostrar las maravillas que un destino turístico puede ofrecer. O, dan la oportunidad de contratar un viaje en el que puedan utilizar un dron para tener una experiencia única. Por ejemplo, si te vas a ir a un safari, ¿qué mejor modo de ver leones y otros animales, sin temer a que se asuste, que desde la distancia con un dron?

Dejar respuesta