Al llegar el fin de las vacaciones de verano, muchos creen que lo peor es el síndrome postvacacional. No obstante, ese es un mal menos si se compara con uno de los mayores problemas que sufren los trabajadores tras el regreso al mundo laboral: la vista cansada.

Hay que seguir unas pautas para volver a acostumbrarse

Durante el verano se pierde la costumbre de pasar tantas horas delante de la pantalla de un ordenador o de tener que estar constantemente fijándose en algo. Esto provoca que la vista se canse rápidamente y puede provocar situaciones de estrés en el trabajo. Por ello, la Asoaciación Visión y Vida ha dado una serie de pautas para que las personas que deban regresar a su puesto de trabajo en breve puedan aclimatarse poco a poco.

La vista cansada es uno de los peores males tras regresar de las vacaciones

  • Revisión de la vista: Si se utilizan gafas, es recomendable hacerse una revisión de la vista para comprobar que la graduación sigue exactamente igual. En el caso de que haya empeorado, regresar al trabajo sin la graduación adecuada provoca fatiga ocular rápidamente.
  • Sentarse correctamente: Durante las vacaciones se pierde la costumbre de sentarse correctamente en la silla del trabajo y cuesta volver a acostumbrarse. Hay que sentarse con la espalda erguida y apoyada en el respaldo de la silla, con una distancia de 50 cm de la pantalla del ordenador.
  • Hay que eliminar los reflejos: Ni flexos ni lámparas ni luces en el techo. Durante las horas de trabajo hay que usar luz natural y evitar que haya reflejos en la pantalla. De haberlos, hay que forzar más la vista. Es recomendable regular los filtros de la pantalla para que sea óptima.
  • Cumple siempre la “regla del 20-20-20”: Algunos expertos recomiendan que es mejor descansar 10 minutos por cada hora de trabajo o levantarse a caminar un poco. Pero cuando se trata de la vista, hay una regla conocida como la regla del 20-20-20. Según esta regla, por cada 20 minutos de trabajo hay que descansar la vista 20 segundos mirando a 20 pies de distancia, lo que equivale a unos 5 metros, mientras se parpadea lentamente varias veces en esos 20 segundos.
  • Parpadear es importante: Al estar delante de una pantalla, centrándose en el trabajo, muchas personas reducen sus parpadeos y eso no es aconsejable. Además, el no parpadear provoca que el ojo se reseque y eso acaba siendo muy dañino para la vista.

 

Dejar respuesta