Era una noche como otra cualquiera en la ciudad de Estambul, y los hinchas del fútbol estaban disfrutando de un tranquilo partido en el estado del club de fútbol de Besiktas en la localidad. Al terminar la jornada, ninguno de ellos podría imaginarse que una explosión segaría la vida de muchos de ellos.

155 personas heridas y 38 muertos

Según ha informado el ministro del interior, Suleiman Soylu, la explosión que se realizó cerca de las inmediaciones del estado del club de fútbol, en el que se enfrentaron el equipo local contra el Bursaspor, ha dejado tras de si 38 personas muertas y 155 heridos. De las víctimas, 30 son policías y otras 8 son civiles. Además, de los 155 personas que han resultado heridas, 14 se encuentran actualmente ingresadas en el hospital luchando por sus vidas en la unidad de cuidados intensivos.

Dos explosiones en Estambul dejan 38 muertos

De momento no se sabe quien ha sido el artificie de este atentado, aunque el ministro ha confirmado que no hubo una sola explosión como se comunicaba al principio, sino que fueron dos. Una de las bombas explotó por el ataque de un conductor kamikaze, mientras que la segunda podría haberse activado a distancia. Este ataque tenía como claro objetivo acabar con la vida de los policías que estaban vigilando que todo sucediera con normalidad en el estadio de fútbol.

De momento no se sabe quien ha sido el artificie de este atentado, aunque dentro del gabinete del gobierno de Recep Tayyip Erdogan piensan que ha sido obra de PKK, a pesar de que todavía no ha habido nadie que se haya reivindicado el ataque como suyo. El presidente y el primer ministro, Binali Yildirim, fueron informados poco después de que se realizase el ataque y están en todo momento informados sobre el estado de esos 155 heridos, especialmente de los que están más graves. Además, han expresado sus condolencias a los familiares de las víctimas.

Dejar respuesta